07 may 2016

El atasco o atranque del desagüe de el fregadero, el lavabo, el WC o la ducha son muy frecuentes en nuestros hogares. Los síntomas de que podemos estar ante un atasco son los cada vez más prolongados tiempos de espera para evacuar el agua por las tuberías.

Si observamos que tarda más de lo normal en tragar el agua por las tuberías, podemos estar ante un atasco.

Como mejor medida recomendable para evitar un atasco es muy importante destacar que debemos de evitar que el desagüe arrastre elementos muy grandes que puedan producir un atasco: restos de comida o pelos son los elementos que más suelen producir los atascos. También en el caso del WC es importante no arrojar elementos de plástico o metales que puedan provocar el atranque. Por ejemplo, cuidado con los ambientadores de WC que puedan caerse.

En el caso de lavabos o fregaderos, un elemento muy útil en la prevención son los filtros con pequeños agujeros que podemos colocar por encima de la ranura de desagüe, evitando así que se cuele algo que no sea líquido o minúsculo.

No dude en contactar con nosotros, ya sea su atasco derivado a nivel particular o a nivel de una comunidad, disponemos del equipo y profesionales especializados y cualificados a cargo para el trabajo.

Escribir un comentario