Que te ofrecemos

Allí donde no llega la distribución de energía habitual para nuestros usos cotidianos y donde las circunstancias no permiten considerar las energías primarias actualmente recomendables es preciso seguir contemplando los combustibles derivados del petróleo.

Las actuales tecnologías han conseguido reducir la contaminación ocasionada con este combustible y aumentar sus rendimientos energéticos, si bien es una energía en disminución en forma general las zonas rurales y casos particulares siguen precisando de este tipo de combustible y sus variantes de forma inevitable.