25 jun 2016
blog1

Siguiendo estos consejos lograremos ahorrar tanto a nivel energético como para nuestros bolsillos.

En invierno

  • Los reguladores o programadores son convenientes para un uso eficiente de la caldera. Una temperatura interior de 19-21ºC es suficiente para obtener una buena sensación de confort. Por la noche puede reducirse hasta los 16-17ºC.
  • Mantener persianas y cortinas abiertas permite dejar entrar la luz del sol permitiendo ahorrar calefacción.
  • Cierra los radiadores en estancias que no estén ocupadas y desconecta la calefacción si vas a estar más de un día fuera de casa.
  • Instala válvulas termoestáticas en radiadores. Regularas la temperatura de las estancias ahorrando en calefacción y aumentando la eficiencia energética.
  • Apaga la calefacción si vas a ventilar la casa.
  • Instala calderas o sistemas de calefacción eficientes como pueden ser las calderas de condensación o las de baja temperatura. Los aire acondicionado con bomba de calor tipo inverter son también muy eficientes en zonas climáticas templadas.
  • Las instalaciones de calefacción por suelo radiante con apoyo de paneles solares térmicos constituyen un sistema eficiente y económico para la climatización de la casa.

En verano

  • Climatizar las habitaciones a una temperatura de entre 24-26 ºC es suficiente para alcanzar el bienestar térmico.
  • El uso de las persianas, cortinas y toldos permite aumentar el confort interior y reducir el consumo de la refrigeración. Échalos por la mañana para evitar la radiación solar directa y recógelos por la noche. Combinado con la ventilación cruzada de las estancias obtendrás de una forma sencilla y eficiente una mejora en tu bienestar térmico.
  • Apaga los aparatos climatizadores cuando las estancias se encuentran desocupadas.
  • Desconecta el aire acondicionado si vas a abrir las ventanas.
  • Es recomendable el uso de ventiladores frente a los aparatos de aire acondicionado. Esto no se debe sólo a su menor consumo sino también a la disminución de problemas de alergias o molestias derivados de la falta de un adecuado mantenimiento de los equipos refrigerantes
  • Instala bombas de calor del tipo inverter con clasificación energética A++.

Escribir un comentario