24 ago 2016
mitos-aire-blog

La conservación del patrimonio debe ser una obsesión para los clientes, los servicios de mantenimiento conductivo, preventivo y correctivo permiten optimizar recursos y alargar la vida útil de las instalaciones. Fonesvall colabora en la conservación y correcta explotación de instalaciones.

Nuestros mantenimientos están enfocados para cualquiera de los servicios que ofrecemos (calefacción, climatización, energía renovable o solar, fontanería, gas, pci, etc…) y servirán para que los propietarios se cubran las espaldas ante cualquier problema y reduzcan considerablemente la cantidad a desembolsar para solucionarlo. Por ello, para las vecindades muy numerosas en las que hay más probabilidad de que los elementos de los espacios comunes se estropeen por el desgaste, será una opción muy interesante.

En el caso de particulares, te ofrecemos revisiones de tus calderas, sistemas de climatización, calefacción,etc… en perfecto estado con nuestros mantenimientos periódicos, puedes ampliar la información en nuestro anterior artículo del blog por ejemplo en el caso de revisiones de gas -> Click aquí

El coste del mantenimiento ya sea dirigido a comunidades de vecinos o partículares dependerá fundamentalmente de la cantidad de servicios que incluya o de la naturaleza de los mismos. Desde Fonesvall queremos ofrecer un servicio de calidad y totalmente transparente, logrando así ofrecer un presupuesto personalizado y a un gran precio. ¡Ahorra con nosotros!

¡No dudes en contactar con nosotros o solicitar un presupuesto!

01 ago 2016
mitos-aire

Hoy venimos con una serie de mitos que existen alrededor del uso del aire acondiconado. Por ello, intentaremos resolver las más básicas y dar consejos para disfrutar del aire acondicionado en verano.

  • Los cambios de temperaturas bruscos pueden afectarnos pero si usamos un aire a una temperatura idónea no existen riesgos. Dicha temperatura se encuentra entre los 20 y 25ºC.
  • Poner el aire a una temperatura baja para refrescarte antes. Da igual que pongas el aire a 18 o a 22ºC, el tiempo que tardará en conseguir dicha temperatura es la misma. Siempre y cuando trabajen a la misma velocidad. Por tanto mejor fijar la temperatura que queremos desde un principio y por supuesto no colocarnos debajo del chorro de aire porque entonces sí es probable que caigamos malos con la garganta o un resfriado.
  • Dormir con el aire puesto es malo. Enlazando un poco con el punto anterior, es malo siempre que la temperatura sea excesivamente baja. Cuando dormimos la temperatura corporal desdiende, por tanto no podemos dormir con el aire a la misma temperatura que para el resto del día. Si lo colocamos entre 24-25ºC conseguiremos una sensación térmica agradable y nos facilitará el descanso. Lo que luego, en verano, repercute en una mayor energía al día siguiente la haber podido dormir bien.

    Consulta la documentación de vuestro aire pues igual dispone de alguna función especial para usar por las noches, de modo que la temperatura vaya subiendo según pasan las horas.

  • ¿El aire es de peor calidad? Si el aire no contenido filtros de ningún tipo pues puede pero la mayoría de fabricantes incorporan filtros que mejoran la calidad del aire. Tal vez a muchos os suene
  • Dejar el aire encendido consume menos que apagando y encendiendo. Falso, a menos que vayamos a salir de casa sólo unos minutos siempre es mejor apagarlo. Consumiremos menos energía y por tanto ahorraremos en la factura.
  • El aire acondicionado reseca el ambiente. Este sí es cierto pero no en todos los lugares se nota por igual. Depende del número de horas que esté funcionando y la humedad de la zona para que sea más o menos notable.